Deutschland liegt in Brasilien

Mi historia de amor con el Alemán estaba predestinada desde hace muchos años, así como la historia de mi país con la de Alemania.

Soy del extremo sur de Brasil, en donde está uno de los muchos Brasiles desconocidos. Allí hace frío, nieva, y en función de la inmigración europea en el siglo XIX, se formaron diversos pueblos principalmente alemanes, italianos y polacos. Así, apellidos como Müller, Scherer, Schüller, son tan corrientes como Silva, Santos, Souza...
     
   La película "Die Andere Heimat" (2013), del director alemán Edgar Reitz, cuenta la historia de una familia que dejó Alemania buscando una vida mejor en el sur de Brasil. 

Quiso "El Destino" que yo viviera muy cerca de algunos de estos maravillosos pueblos, los cuales podía entonces visitar a menudo. Están en una región montañosa y reciben enorme cantidad de turistas, en función de su singularidad. Son extremadamente cuidados, limpios, verdes y floridos. La gente suele hablar en Alemán con sus familias - de hecho hay muchos que ya son 100% brasileños de tercera o cuarta generación, a los que apenas se les entiende cuando hablan en Portugués. Las carreteras para acceder a estos pueblos aún hoy son escarpadas y dificiles; y siempre he reflexionado sobre el valor de los primeros inmigrantes que las recorrieron en condiciones mucho peores, no desistieron y fundaron pueblos únicos. 

 Centro de Gramado, Rio Grande do Sul.


La comida es un capitulo a parte. Muy famosos son los CAFÉS COLONIALES, en los cuales se come todo tipo de panes, mermeladas, quesos, embutidos, bizcochos, tartas dulces y saladas, tés, cafés, vinos, sumos, empanadas y así sucesivamente, hasta no poder más. Mientras quieras (y aguantes), todo eso va siendo repuesto en la mesa. Sí, es flipante. Yo ya estuve incontables veces y sigo flipando como si fuera la primera vez.

                                                Café colonial en Gramado.


En esos pueblos hay con frecuencia muchas fiestas, y consecuentemente mucha alegría. Por todo eso, para mí el Alemán siempre ha olido a flores, chocolate artesanal, comida casera... y a artesanía, carcajadas, música divertida... y también a esfuerzo, determinación y persistencia. Cuando estuve en Alemania, mi impresión positiva se reforzó aún más (ya os contaré). Y bueno, con toda esa historia, cuando empecé a aprender Alemán, "El Destino" fue una vez más muy generoso y me hizo encontrar un profesor extraordinario, que con sus valiosas clases posibilita que el proceso de aprender este idioma sea una rica experiencia, y que lo aprendido sea permanente. Herzlichen Dank Stefi!


Os dejo los enlaces de algunos de los pueblos alemanes brasileños más conocidos, pertenecientes a la llamada "Ruta Romántica":

GRAMADO - http://www.gramado.rs.gov.br/
Destaques: Mini Mundo, Festival de Cine, Natal Luz, Chocofest, Parque Knorr.

   Chocolates artesanos elaborados todo el año y por diversas y tradicionales empresas familiares.

CANELA - http://www.canelaturismo.com.br/
Destaques: Catedral de Pedra, Cascata do Caracol, Castelinho do Caracol.

                  Castelinho do Caracol. Estas son las flores típicas de la región, las hortensias.

NOVA PETRÓPOLIS - http://www.novapetropolis.rs.gov.br/
Destaques: Aldeia do Imigrante, Laberinto Verde, Pinheiro Multissecular.

Parque Aldeia do Imigrante. 
En su interior hay una pequeña villa que retrata las costumbres antiguas.


Una de las mejores maneras de conocer realmente una cultura, y no sólo los estereotipos, es aprender su idioma. ¡A lo mejor esa canción tan divertida os anima a empezar! ¡Ni siquiera el director de orquesta se resiste! ¿A qué es verdad que el Alemán huele a alegría?

 

El famoso cantante Heino interpreta la tradicional canción "Blau Blüht der Enzian". Sehr schön!

Y para que os divirtáis un poco más, os dejo la prueba definitiva de que mi relación de amor con Alemania es muy antigua jajajajajjajajajaj. ¿A qué esperáis para empezar vuestra historia de amor con el Alemán? ;)

               Yo, mi hermano, mi abuelo y mi abuela en un hotel de Nova Petrópolis.