"BRASIL, ¡ENCANTADO!" - parte 1 - LOS ORIXÁS



Empezamos nuestra serie “BRASIL, ENCANTADO” hablando sobre las religiones de origen africano, ya que es imposible comprender la cultura brasileña sin comprender estas manifestaciones, incorporadas, de una manera u otra, en menor o mayor medida, en la vida de todos, aún que siga siendo sea el más grande país católico del mundo. En realidad, los brasileños somos muy creyentes; en muchas cosas distintas y al mismo tiempo. Es bastante normal tener en las casas pequeños altares – que pueden ser tan informales como una balda de estantería – en el cual están presentes la Vírgen María, Buda, Jesús, Iemanjá, Ganesha y algunos gnomos. Esta espiritualidad tan ecuménica es una característica muy marcada en Brasil. 

De entre las religiones afro-brasileñas más extendidas están la Umbanda y el Candomblé, representadas por sus ORIXÁS. ¿Quiénes? Al igual que la mitología griega, el panteón de estas religiones está compuesto también por dioses y diosas llenos de sentimientos de amor, rabia, pasión, celos, etc, - o sea, que tienen dentro de sí aspectos buenos y malos (como todos nosotros) y viven en distintos sitios de la naturaleza (mar, ríos, montañas…). Los rituales en su honor suelen ser muy enérgicos y alegres, con músicas de tambores, cantos, danza y palmas, en los cuales se cantan saludos y otras palabras, generalmente en la lengua africana yorubá. 


Cada persona tiene un Orixá protector. Se puede también invocarlos, dándoles ofrendas específicas, para que ayuden en todo tipo de cuestiones - amor, salud, enfermedad, trabajo..., o para fortalecer algún aspecto en nuestra personalidad... Os voy a presentar, de manera muy breve, algunos de los más populares. Os animo a que busquéis más información en Internet, principalmente sobre las apasionantes historias de cada uno. 

IEMANJÁ es una de las deidades más queridas en Brasil, reina del mar y protectora de la maternidad. La Nochevieja allí es en verano (como tiene que ser), entonces la gente ve a la playa, vestida de blanco, y deposita en el mar flores y regalos para ella, muchas veces dispuestos en pequeños barquitos llenos de cositas, para que el año nuevo sea bueno. Sus colores son el azul, blanco, plateado, y sus elementos, el abanico, las conchas, los peces. Saludo para Iemanjá: ¡ODOYÁ!



XANGÔ es el señor de la justicia y del fuego, representado por los truenos, volcanes y el sol. Tiene carácter fuerte, autoritario, pero también es justo y sabio. Sus colores son el rojo, el negro y el marrón, y sus elementos, el hacha, los libros, los rayos. Saludo para Xangô: ¡KAÔ KABIESILE! 



OXÓSSI es el señor de los bosques, protector de la caza y de la agricultura. Su personalidad tiene gran espíritu de libertad, independencia y lealtad. Está generalmente relacionado con la gente joven. Su color es el verde, y sus elementos, el arco y las flechas. Saludo para Oxóssi: ¡OKÊ, o OKÊ ARÔ! 




OXUM es la reina de las aguas dulces, ríos y cascadas. Protege el amor, la belleza, los embarazos, la prosperidad y la riqueza. Muy presumida. Sus colores son el amarillo, el dorado, y su elemento, el abanico con un espejo. Saludo para Oxum: ¡ORA IÊIÊO!




NANÃ es la deidad más anciana. Rigurosa, determinada, de personalidad seria e introvertida. Señora de las lluvias y pantanos, la vida, la muerte y la resurrección. Sus colores son el blanco y azul o negro y morado, y sus elementos, el cayado y el ibiri (accesorio simbólico). Saludo para Nanã: ¡SALUBÁ NANÃ!




IANSÃ es la diosa de los vientos y tempestades, fuerte, optimista y muy pasional. Aventurera, libertaria, luchadora, osada e independiente. Sus colores son el rojo, el rosa y el marrón, y su elemento, la espada de cobre. Saludo para Iansã: ¡EPAHEY OYÁ!




OGUM es el señor del hierro y la guerra, con gran espíritu de lucha, de carácter firme, impulsivo y conquistador, símbolo de la actividad creadora y del trabajo. Sus colores son el azul, el blanco y el rojo, y sus elementos, la espada, la lanza, cuchillos. Saludo para Ogum: ¡OGUNHÊ!




Os dejo una maravillosa canción interpretada por Rita Ribeiro, intitulada “Es de Oxum”, de la cual participa una bailarina que representa este Orixá. Interesante observar los saludos; la caracterización y los gestos de la bailarina. La cantante, a su vez, vistiendo de rojo, presta un homenaje a Iansã. ¡AXÉ IYABÁS!


Para saber más