¡ENTREVISTADA POR EL BLOG "TRADUTORA DE ESPANHOL"!



La querida compañera traductora Diana Sorgato, escritora del blog Tradutora de Espanhol, es una española que vive en Brasil desde hace muchos años - es ya una española-brasileña. Ella visitó EL TESORO y propuso la realización de una entrevista conmigo, la brasileña-española. Me quedé muy feliz y lisonjeada. Os dejo el enlace de nuestra charla en Portugués: http://www.tradutoradeespanhol.com.br/2014/12/entrevista-com-tradutora-raquel-cirne.html, y aquí la tenéis también en Español :D



Raquel Cirne es una "gaúcha" (1) residente en Málaga desde hace 10 años, licenciada en Historia y con un Máster en  Patrimonio Histórico. Traductora, profesora y bailarina. En España, ha realizado cursos de especialización en Educación y realiza cursos de formación en Traducción. Posee las certificaciones DELE C2 en Español y Zertifikat Deutsch TELC B2 en Alemán. Tiene experiencia principalmente con las áreas Jurídica, de Turismo y Eventos, Marketing, Ingeniería y Localización de Videojuegos, y tiene especial interés en trabajar con las áreas de Historia, Cultura y Artes. Es escritora del blog “El Tesoro de Palabras”.



Diana –  ¿Estaba en tus planes ser traductor? ¿Cómo ha empezado todo?
Raquel Cirne – Hola Diana, muchas gracias por la invitación para compartir un poco de tu espacio. Bom, vamos lá então! Me licencié en Historia quizá demasiado joven, con 21 años. Fui profesora en dos escuelas estatales durante tres años. En ese tiempo, conocí el flamenco y me enamoré profundamente de la lengua y de la cultura española, y sentí que tenía que vivir en Andalucía, donde tuve el privilegio de trabajar profesionalmente con la danza, y también impartía clases de Portugués y Español, a menor escala. Palabras y danza siempre fueron de la mano en mi vida – y en todos los espectáculos que realicé había texto, movimiento y reflexión. Pero bailar exclusivamente resultó agotador y necesité una pausa. Busqué una nueva área de actuación que pudiese compaginar con la danza. Empecé la carrera de Turismo, empecé a estudiar Alemán, viví un tiempo en Alemania donde trabajé en esta área, pero no me llenaba. Me centré en el trabajo con los idiomas y volví a bailar, pero de manera más relajada. Tengo una pareja de amigos traductores muy queridos, que me dieron valiosas orientaciones sobre la profesión y se vislumbró ante mí un mundo absolutamente fantástico en el cual todo se encajó. Mi primer trabajo remunerado como traductora fue la traducción inversa de una carta para el Alemán; pude ver la enorme importancia de esta actividad y sentí que había encontrado el mapa del tesoro (del tesoro de palabras jejeje). Antes era traductora de músicas para movimientos, ¡ahora empecé a usar las letras!


Diana - ¿Cuáles son las lenguas que traduces?
Raquel Cirne – Trabajo principalmente con el Portugués y Español (a la que ya considero también lengua materna) y con Inglés y Alemán (de la cual estoy enamorada).


Diana – ¿De qué modo tu formación en Historia y tu amor por las artes tienen influencia sobre tu trabajo como traductora?
Raquel Cirne – Creo que tanto la formación en Historia como la experiencia artística entrenaron en profundidad la mirada atenta para los detalles. Específicamente, pienso que la Historia desarrolló también el análisis del texto, de los contextos, de las intenciones del uso de las palabras, de las entrelíneas... El baile trabaja bastante la repetición, la paciencia, la intuición, la imaginación, la búsqueda por la forma perfecta. Es probable que estos ingredientes hayan cocinado una traductora bastante detallista, que valora cada palabra, los contenidos pero también las formas; que piensa mucho y que tiene una sensibilidad muy sensible jejeje. San Jerónimo fue historiador y traductor. Realmente son actividades que comparten el método de trabajo y que requieren algunas habilidades bastante similares.


Diana – Cuéntanos un poco sobre tu pasión por el flamenco, de dónde surgió tal encantamiento y cómo cambió tu vida.
Raquel Cirne – Me enamoré del flamenco de una manera fulminante cuando vi la película “Bodas de Sangre”, de Carlos Saura, exhibida dentro de una asignatura de la facultad. La belleza, la profundidad, la intensidad de este arte me dejaron aturdida. A partir de ahí, solo pensaba en eso, necesitaba vivir en Andalucía, bailaba sin parar, y cuanto más estudiaba y aprendía sobre la historia, la estructura, los diferentes estilos, todo el lenguaje propio, en fin; me quedaba más fascinada. Es extremadamente complejo e majestuoso, algo que podemos percibir cuando se encuentran el cante, el toque y el baile. En realidad, salvó mi vida. Mi madre murió dos semanas después de que yo empezara mi primera clase de baile, y era solo allí que conseguía concentrarme y no pensar en esa tragedia. El flamenco estimula una postura más altiva frente a la vida, y también es un canal que consigue filtrar y transformar dolores muy profundos. Durante mucho tiempo fue la expresión de pueblos marginados que se han mezclado y que consiguieron encontrar en Andalucía su lugar; y que transformaron muchos sentimientos negativos en un arte mundialmente apreciado.  

                             Clase muy animada en Jabera Studio



Diana – Has conseguido realizar el sueño de convertirte en una bailarina de flamenco, ¿qué consejo darías para quiénes tienen miedo de ir a por un sueño?
Raquel Cirne – Bom, es cierto que conseguí caminar bastante, pero también he tropezado y fallé mucho, de modo que no soy ningún Deepak Chopra, por así decirlo jejeje. Pero podría decir que la muerte tan prematura de mi madre me enseñó que no se puede esperar para vivir los sueños, sobre todo porque eso fue lo que le pasó a ella. Estuvo toda la vida en un trabajo que a ella no le gustaba y se jubiló con 49 años. Estaba llena de planes, incluso de cursar la carrera de Bellas Artes, ya que dibujava y pintaba de maravilla y era lo que más amaba. Pero en lugar de ir para la facultad, fue para el hospital, con un cáncer furioso y murió con 51 años. No podemos permitirnos “esperar para vivir” – cuando tanta gente lucha solo para sobrevivir. Pero la enseñanza tampoco tiene que venir de esa forma tan dura. Estamos en un siglo privilegiado de circulación de ideas, de personas, de posibilidades, de encuentros, de intercambios de todo tipo – es solo estirar la mano. Muchas veces dicen que el Alemán es difícil; yo pienso que es una de las cosas más sencillas de la vida. Ir a por un sueño exige mucho esfuerzo y muchas renuncias, puede que por eso entre el miedo; la infelicidad es más segura y menos laboriosa. Dos frases me acompañan siempre y pueden ser útiles para otras personas. Una, que leí en un texto de Drummond (Carlos Drummond de Andrade, escritor brasileño): “somos del tamaño de lo que vemos, y no del tamaño de nuestra altura”. Otra, de una canción gaúcha (2) de Leopoldo Rassier: “não podêmu sintregá prus hômi”. Así como estas, ¡hay miles de otras!



Diana – ¿Cómo es tu día a día?

Raquel Cirne – Mi rutina de trabajo no es fija. Traduzco, algunas veces imparto cursos de idiomas en empresas, también tengo alumnos particulares, trabajo ocasionalmente en proyectos de revisión y localización de videojuegos “in-house” (que son interesantísimos), bailo. Con menor frecuencia realizo trabajos de interpretación. También imparto clases de samba en mi escuela de flamenco. Es muy divertido, ese sí es el momento de relax, y tres de las alumnas son inglesas, muy guay. Y por otro lado, está toda la parte de la vida familiar.



Diana – ¿Qué es lo que más te gusta en tu profesión?

Raquel Cirne – Trabajar de manera autónoma y con un horario bastante flexible en la santa paz de mi casita es un gran privilegio. También considero muy positivo – y estimulante –  el hecho de poder trabajar “con el mundo entero”, encontrar situaciones nuevas dentro del mismo tema, aprender tanto, y que nuestro trabajo sea tan útil y tan necesario. Me gusta mucho que sea un proceso introspectivo y reflexivo.



Diana – ¿Cómo surgió la idea del blog “El Tesoro de Palabras”?

Raquel Cirne – Un blog es un escaparate importante para divulgar nuestro trabajo y establecer contactos. Pero quería también tratar sobre los idiomas a través de la perspectiva cultural, comentando sus historias y nuestras historias con ellos, curiosidades, particularidades... y necesitaba un nombre que pudiera reflejar un poco esa intención. Me acordé de la palabra que hizo con que admirara aún más el Alemán: “Wortschatz”, que significa “vocabulario”. Pero la traducción literal es “Tesoro de Palabras” (Schatz, tesoro; Wort, palabra). Para mí es una definición muy poética y muy acertada sobre lo que realmente es el vocabulario, un tesoro de palabras. La cogí "prestada" y fue también un modo de juntar los tres idiomas que me encantan:  Portugués, Español y Alemán.

Diana – ¿Cuáles son tus proyectos para el futuro?
Raquel Cirne – Estoy caminando para que mi actividad profesional principal sea la traducción, y quiero centrarme en el par ESP<>PORT. La escuela de flamenco que frecuento está constituida como asociación e realiza muchas actividades culturales, y estoy empezando a participar en algunas de ellas, (estou nas nuvens), ¡y deseo que sea una colaboración muy larga! También me gustaría seguir participando de los proyectos relacionados con los videojuegos; son muy creativos e interesantes.



Diana – ¿Te gustaría compartir alguna situación graciosa, inusitada o destacada relacionada con tu experiencia en el exterior?
Raquel Cirne – Voy a contar el “momento plim”, que dejó claro que el sueño se había materializado. Antes de venir, recortaba y juntaba todo lo que encontrase sobre Andalucía, y me quedaba horas y horas mirando y imaginando. Pero había una imagen que era particularmente especial, la "puerta" de entrada para el Mercado de Artesanía, con estas palabras escritas en azulejos y en estilo árabe, en Granada. Es una calle mágica en la cual hay muchas tiendecitas árabes muy pegaditas. Yo miraba, pero parecía que estaba en Marte. Después de muchos años, mucho esfuerzo y muchas renuncias, he aquí que estaba a tan solo un océano de distancia.  Y cuando pasé por ella, me quedé hipnotizada. Esa sensación siempre se repite cuando estoy allí. Amo a Andalucía y a los andaluces. Todo aquí es mágico. Sin duda hubo, y habrá muchos momentos especiales y divertidos, pero lo que marca de verdad es el cariño, la alegría y el respeto con los cuales siempre fui tratada, en los momentos más cotidianos... Encontré valiosas oportunidades profesionales y personas fabulosas. Siento una enorme gratitud.    



Diana – ¿Qué te gustaría hacer todavía como traductora?
Raquel Cirne – Quiero mucho  traducir (y/o hacer la traducción inversa de) libros que cuenten las historias de nuestras manifestaciones culturales, de nuestro patrimonio histórico, como el flamenco – bom, isso vai acontecer sim ou sim hehehe – pero igualmente la capoeira, la música gospel, las artesanías, las celebraciones religiosas, y tantas y tantas otras riquezas que hemos tenido la capacidad de crear y que aún son desconocidas o superficialmente conocidas... También me gustaría mucho traducir (y/o hacer la traducción inversa de) biografías. Nuestras historias de vida son extraordinarias. Tengo por delante unos buenos 50 años de trabajo. En algún momento, ¡estas oportunidades llegan! Diana, muito obrigada pelo teu contato e por esse momento tão bonito. Adorei!



Raquel Cirne

info@raquelcirne.com
www.raquelcirne.com




(1) "Gaúcho" es el gentilicio de las personas que nacen en el estado de Río Grande der Sur, la región más meridional de Brasil. No es exactamente lo mismo que “gaucho”, especie de vaquero de los pampas suramericanos (de las regiones de Uruguay, Paraguay, Argentina e incluso del sur de Brasil), aunque compartamos una cultura bastante similar. 

(2) canciones gaúchas son canciones típicas de esta región sureña, pertenecientes a su folklore y muy apreciadas. Literalmente, la frase: “não podêmu sintregá prus hômi” significa “no nos podemos entregar para 'los hombres'”, o sea, no nos podemos rendir.