Las Palabras Danzantes


La Danse. Henri Matisse, 1909

El Día Internacional de la Danza es celebrado el 29 de abril. Esta fecha fue establecida por la UNESCO, en 1982, y elegida como homenaje a Jean-Georges Noverre (29/04/1727 - 19/10/1810) bailarín y maestro francés, considerado el creador del ballet moderno. Cada año, un profesional destacado de este arte redacta un mensaje, difundido en todo el mundo.


 Lettres sur la danse et sur les ballets. Primera edición, 1760

El mensaje de 2014 fue escrito por Mourad Merzouki, joven bailarín francés que trabaja con la danza contemporánea, el hip-hop y dirige actualmente el Centro Coreográfico Nacional de Créteil:

"Cada artista tiene el orgullo de su arte.
Cada artista defenderá siempre el arte cuyo contacto le ha estremecido.
Por lo que ha buscado y perdido es por lo que tiene el intenso deseo de compartir.
Es el eco de una voz, la escritura encontrada, la interpretación de un texto que se ofrece a la humanidad; la música sin la cual el Universo deja de hablarnos; el movimiento que abre las puertas a la gracia. Por la danza tengo el orgullo del bailarín y del coreógrafo, pero también un profundo agradecimiento. Ha sido mi oportunidad. Se ha convertido en mi ética por la nobleza de su disciplina. Es ella por lo que cada día descubro el mundo.
Profunda, dentro de mí como ninguna otra, me anima cada día con la energía y la generosidad que le son propias. Su poesía me tranquiliza. ¿Puedo decir que yo existiría sin la danza?, ¿sin la capacidad que me dio para expresarme?, ¿sin la confianza que he encontrado para superar los temores y escaparme de los malos caminos? Sumergido gracias a ella en la belleza y en la complejidad del mundo me hice ciudadano, ciudadano singular reinventando los códigos en el transcurso de los encuentros, fiel a los valores de la cultura hip hop que transforma la energía negativa en fuerza positiva.
La danza es a diario una cuestión de dignidad. Pero yo vivo esta dignidad preocupado. Constato la pérdida de puntos de referencia, la incapacidad para imaginar su futuro por parte de los jóvenes procedentes de barrios pobres que crecieron en la frustración y la tensión. Soy uno de ellos, todos somos ellos. Estoy animado, quizá más que otros, a ser un ejemplo para ayudarles a enfrentarse a la vida.
¿La sociedad no se hace más rica con la riqueza de cada uno de nosotros? La Cultura, más que otro discurso, une. Ten valor, asume riesgos a pesar de los obstáculos y el odio a los que sin duda te enfrentarás, la belleza del mundo siempre estará a tu lado, como la danza lo ha sido para mí. Con su fuerza singular que hace desaparecer las distinciones sociales, las ligadas a nuestros orígenes, dejando el movimiento de los cuerpos en su más simple humanidad; seres humanos vueltos a su expresión más simple, singular y común. Finalizo citando las palabras de René Char, que me recuerdan cada día que no debemos dejar que nadie nos encierre en un rol ya escrito: 'Impón tu suerte, encierra tu felicidad y ve hacia tu riesgo. Al mirarte… se acostumbrarán'.
¡Inténtalo, equivócate y comienza de nuevo, pero sobre todo: baila, jamás dejes de bailar!"


En mi trayectoria de más de 15 años bailando, jamás olvidaré el primer día que entré en la sala para recibir mi primera clase de flamenco. Entre las muchas fotos colgadas en las paredes, me llamó la atención un pequeño cartelito con una frase de Jean-Louis Barrault (1910-1994; actor, mimo y director francés) que pasó a acompañarme y a motivarme siempre:

“Bailar es luchar contra todo lo que retiene, todo lo que sepulta, todo lo que pesa y agobia. Es descubrir con el cuerpo la esencia y el alma de la vida. Es entrar en comunicación física con la libertad. Por lo tanto, bailar es practicar el arte sagrado...”


En nuestra nueva serie de artículos, vamos a conocer un poco más sobre esta, la que fue la primera actividad realizada por el ser humano, que aprendió a bailar antes que a hablar... Así como la traducción y el aprendizaje de los idiomas, la danza es también un puente que nos acerca, que trasciende todas las fronteras, edades, razas... Entonces...

 "¡Oh, hombre, aprende a bailar!
¡De lo contrario,
los ángeles del cielo
no sabrán qué hacer contigo!"

Esto nos dice San Agustín, ¡así que habrá que hacerle caso!

Grupo brasileño Paz & Amor